60 minutos diarios para practicar la innovación

FECHA

Aunque no se haya integrado la innovación a la organización, lo normal es que las empresas quieran liderar el mercado. El reto hoy en día es que sin innovación, es difícil que un negocio lidere un mercado. Así que todas las empresas y los emprendimientos que quieran liderar deben ser innovadores.

Para ser una organización innovadora se debe reconocer que el recurso más recurso preciado, único, que se debe de aprovechar en el momento y no desperdiciar, es el tiempo. La innovación requiere de tiempo para ser implementada y dominar su proceso. Es lo único que no se puede acelerar. Para ser una organización innovadora, todos los colaboradores deberían de practicar la innovación.

Una gran parte del sector profesional no le dedica ni una fracción de su tiempo semanal a la innovación. Es un hábito prácticamente inexistente. ¿Cómo esperar que un negocio lidere un mercado sin una práctica constante de innovación presente en todes sus colaboradores? 

Lo primero que deben de hacer las empresas es revisar su política empresarial con relación al porcentaje de tiempo que le dedican sus colaboradores a proyectos personales. Si no existe una política que destine tiempo para innovar, los colaboradores no van a desarrollar el hábito de innovar. Para esto deben de tomarse decisiones difíciles, algunas percibidas como extrañas. Por ejemplo, establecer un mandato para destinar un porcentaje del tiempo de todos los colaboradores a innovar, todos los días, por el resto de los días en la empresa.

Aunque parezca una “idea loca” o una misión imposible, quiero contarles del 20% Proyect. Inspirado por una política de 3M a finales de la década de 1940, Google lannza una iniciativa donde le permite a los empleados destinar 20% de su tiempo a proyectos personales, y el 80% a trabajar los proyectos de la empresa. hay empresas que ya han establecido e implementado políticas que apoyan el proceso de innovación de sus colaboradores. Por ejemplo Google es una de las empresas más innovadoras de la década, permitiéndole a sus colaboradores que destinen 20% de su tiempo a ‘otros’ proyectos. 

En este link pueden leer más en el Wiki del 20% Proyect.

La reacción que usualmente recibo cuando hablo del 20% Proyect es “Mi empresa no es Google, 20% del tiempo de mis colaboradores para practicar la innovación simplemente no es viable“, o “;is jefes jamás me dejarían usar ni 60 minutos de mi día en eso“… Estoy segura que sí es posible destinar una hora al día a innovar, espero que este artículo le convenza.

Realmente, ¿qué son 60 minutos diarios destinados a la innovación?

Es evidente que quienes destinan tiempo para innovar, aumentan sus probabilidades de liderar. Como aquí el lector es usted, este artículo es una cordial invitación a que comience a desarrollar su hábito de innovar hoy mismo. Hágalo por usted y por su desarrollo profesional. La innovación también se puede practicar sin contar con un proyecto real detrás.

Pausemos el tema del ‘negocio innovador’ y hablemos de la práctica de innovación en el individuo. No hay razón de fondo para que usted no pueda ser más una persona más innovadora. Si ya tiene la disciplina para construir un hábito nuevo, tiene más de la mitad del camino trazado. Construir hábitos es una tarea que requiere de disciplina. Algunos especialistas sugieren un mínimo de 60 minutos durante 22 días seguidos para que un hábito quede integrado en la rutina.

Imagine que usted le dedica una pequeña parte de su día a practicar la innovación. ¿Convertiría la práctica de la innovación en un hábito? ¿Qué cambiaría? ¿Pensaría distinto las cosas? ¿Trataría diferente a las personas? ¿Aumentaría las ventas? ¿Mejoraría la oferta y el servicio que ofrece? ¿Crearía nuevas experiencias? Estoy segura que todas las respuestas van a ser un sí, afirmativo y contundente. 60 minutos le alcanzan para trabajar estas preguntas, todos los días. Como la innovación es iterativa, en poco tiempo notará que sus ideas son más creativas, críticas y propositivas.

Lo importante es que esté disponible el recurso del tiempo. Si no sabe cómo organizarse, quiero compartirle un último concepto que se utiliza con frecuencia en la gestión de proyectos. Es el timeblocking. Consiste en dividir el día en bloques de tiempo para realizar actividades claves.

Así que divida su día en las diferentes actividades que realiza y agregue un espacio a la innnovación. Idealmente son 60 minutos diarios. Considere que los primeros minutos usualmente son para entrar en el mindset de la innovación y concentrar su mente en la práctica que está por realizar.  El resto lo destina a la práctica alguna actividad de innovación. La idea es poder enfocar mejor la energía y la mente para ser más productivo durante el día. ¡Recuerde que la práctica hace al maestro!

Si ya entró en sintonía pero no sabe qué tipo de actividad hacer, en este artículo le doy 10 ideas para practicar la innovación en 60 minutos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Más
Artículos